SP_WEATHER_

Monterrey N.L

°C
SP_WEATHER_
Mar 19 de Sep del 2017

A+ A A-

Dreamers se sienten traicionados por Trump ante el fin de DACA

Donald Trump anunció ayer el fin de DACA, un programa implementado por el presidente Barack Obama que los protegía de la deportación.

 

Casi 800 mil inmigrantes que fueron llevados a Estados Unidos ilegalmente cuando eran niños o se quedaron al vencer su visa podrían ver su vida trastocada después de que el gobierno de Donald Trump anunció ayer el fin de DACA, un programa implementado por el presidente Barack Obama que los protegía de la deportación.
 
"Somos estadounidenses en el corazón, la mente y el alma. Simplemente no tenemos la documentación correcta que afirme que somos estadounidenses", señaló José Rivas, de 27 años, quien estudia una maestría en orientación psicopedagógica en la Universidad de Wyoming.

 

La abuela de Rivas lo llevó desde México cuando él tenía 6 años. Quiere convertirse en un asesor de alumnos en Estados Unidos, pero lamentó que "en este momento todo es incierto".

 

Luego de que el gobierno eliminará gradualmente el programa de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA, por sus siglas en inglés), en los próximos seis meses, la noticia fue recibida por sus beneficiarios _frecuentemente conocidos como "dreamers"_ con perplejidad, ira y una sensación de haber sido traicionados.

 

Hubo manifestaciones en la ciudad de Nueva York, donde la policía esposó y retiró a más de una decena de activistas que brevemente bloquearon el paso a la Torre Trump, así como en otras ciudades, incluidas Salt Lake City, Denver, Los Ángeles y Portland, en Oregon.

 

Jeff Sessions, secretario de Justicia señaló que el DACA, implementado por el presidente Barack Obama en 2012, fue un ejercicio inconstitucional del poder ejecutivo. El gobierno de Trump y otros opositores al DACA argumentan que es al Congreso al que le corresponde decidir cómo manejar los casos de esos inmigrantes.

 

Los fiscales generales de varios estados amenazaron con demandar para proteger a los beneficiarios del DACA.

 

"Estamos listos para tomar todas las acciones legales adecuadas para proteger a los 'dreamers' de Oregon", tuiteó la fiscal estatal Ellen Rosenblum.

 

Ricardo Ortiz, que fue llevado a Estados Unidos desde la ciudad mexicana de Monterrey a los 3 años, ha estado trabajando como voluntario en el centro de convenciones del centro de Houston que albergó a miles de víctimas del huracán Harvey. Ortiz, un estudiante de 21 años de la Universidad de Houston, dijo que no sabe qué hará si el DACA es eliminado o si es obligado a irse del país.

 

"Es una locura que la gente realmente piense que no pertenecemos aquí cuando hemos estado aquí toda nuestra vida", aseguró.

 

Incluso los niños pequeños serían deportados, entre ellos los estudiantes de la escuela primaria Nellie Muir en el poblado de Woodburn, Oregon, habitado predominantemente por hispanos.

 

El subdirector Oscar Belanger los saludó en inglés y español el primer día de clases, y le dijo a un reportero que los maestros y los administradores de la escuela desean que el gobierno en Washington respalde a los dreamers (soñadores).

 

Belanger indicó que la escuela se negará a dar información sobre los estudiantes a los agentes de inmigración, e hizo notar que la ley de Oregon prohíbe expresamente hacer eso.

 

El fiscal de Utah, Sean Reyes, republicano y partidario de Trump, dijo que el presidente tiene todo el derecho de poner fin al DACA. Sin embargo, agregó, deportar a los dreamers sería inadmisible.

 

Por su parte, la fiscal de Arkansas, Leslie Rutledge, elogió la decisión de Trump.

 

"Aunque somos un país compasivo, Estados Unidos es una nación de leyes, y el presidente Trump se percató que el programa DACA del presidente Obama iba mucho más allá de la autoridad legal del poder ejecutivo", afirmó Rutledge. "El Congreso siempre ha sido el lugar adecuado para este debate".

 

Los amo, pero no tuve opción: Trump

Donald Trump volvió a profesar su cariño por los beneficiarios del DACA, pero reiteró que fue necesaria su cancelación, que deja a los jóvenes de nueva cuenta en un limbo legal.

 

"Tengo un gran corazón por estas personas de las que estamos hablando. Un gran amor por ellos, y aunque la gente piensa en términos de niños, son realmente adultos jóvenes", señaló el mandatario en referencia a los llamados "dreamers", como son conocidas popularmente las personas inscritas en el programa.

 

Respondiendo a la pregunta de una reportera al término de una reunión privada en la Casa Blanca con líderes del Congreso, Trump dijo que confía en que el Congreso podrá ofrecer una solución definitiva a la situación de los casi 800 mil beneficiarios de DACA y el resto de los inmigrantes indocumentados. "Tengo mucho amor por esta gente y quizá ahora el Congreso podrá ayudar a hacer lo apropiado", indicó el mandatario, flanqueado por el líder del Senado, Mitch McConnell, y de la cámara baja, Paul Ryan.

 

Por separado, la vocera presidencial Sarah Huckabee Sanders consideró que el Congreso deberá retomar la discusión de una amplia reforma migratoria que haga funcional el actual sistema y solucione la situación de los beneficiarios de DACA.

 

El mandatario indicó que luego de haber conversado con los líderes del Congreso, su expectativa es que "ellos quieren presentar algo y hacerlo bien".

 

Información: El Siglo de Torreón
Imagen: Internet
Portal Informativo, Periódico Digital, Portal de Noticias.

 


by acls us

Escribenos a redaccion@laredpuntocom.mx